Los gobiernos locales, actores sociales de un nuevo equilibrio global

Cumbre #MayorsCare sobre
Esclavitud moderna y cambio climático: el compromiso de las ciudades

Aula nueva del Sinodo, 21 de julio del 2015

Eduardo Accastello – Alcalde de Villa María

Queridas autoridades y amigos. Quiero expresar mi especial agradecimiento y el de mis conciudadanos por permitirme participar de esta iniciativa de la Academia Pontificia.

Comparto totalmente los lineamientos del documento. Mis sugerencias pueden ser reiterativas a los conceptos vertidos en el mismo,  pero después de leer la Encíclica Laudato si’, acerco estas ideas que están en su espíritu y que pueden ser compromisos reales de los Alcaldes firmantes. Muchos de estos párrafos son citas de la misma Encíclica que se deberían mencionar. A continuación mi idea para sumar o incorporar.

Los Alcaldes estamos aceptando la invitación urgente que el Papa Francisco hace en la Encíclica Laudato si’, sobre el modo como estamos construyendo el futuro del planeta.

El medio ambiente es un bien colectivo, patrimonio de toda la humanidad y responsabilidad de todos.

Los gobiernos locales creemos aportar como las organizaciones estaduales y representativas más cercanas al ciudadano, la vocación y actitud de compromiso para fortalecer el dialogo y la conversación que nos una en este desafío en todos los rincones de la casa de todos.

Queremos ser actores sociales locales que colaboren en acciones concretas para alcanzar un nuevo equilibrio global.

Nos comprometemos como líderes locales que el eje de todas nuestras políticas públicas sea el ser humano y una auténtica ecología humana e integral que avance en este desafío ambiental y social para el bien común.

Hoy ratificamos que replicaremos este dialogo en cada pueblo y ciudad de la tierra y promoveremos acciones directas de concientización. Impulsaremos la creación del Foro Mundial de lideres locales contra la trata de personas, la contaminación y el cambio climático.

Nuestros objetivos comunitarios para pueblos y ciudades en los próximos 10 años, serán promover que el 100% de los vecinos tengan agua potable y alcantarillado, cloacas y tratamiento de efluentes.

Que trabajaremos para evitar la contaminación de los residuos y desechos peligrosos con políticas de concientización y tratamientos de los mismos.

Asimismo nuestras normativas municipales evitarán la gran concentración de efecto invernadero, promoviendo la forestación y evitando acciones de pérdida de biodiversidad.

Nuestro compromiso se proyecta a limitar el consumo de energía no renovable y apoyar programas de desarrollo sustentable, promoviendo el autoabastecimiento de nuestras ciudades mediante energía renovable y limpia.

El desarrollo de políticas sociales en salud, empleo, educación fortalecerá el compromiso con los más pobres, asumiendo a través de la cooperación y el asociativismo nuestras experiencias de gestión, a los pueblos y ciudades más humildes del planeta que tengan como prioridad erradicar la miseria logrando la inclusión social.

Promoveremos la diversidad productiva y el desarrollo de las economías regionales más postergadas y la creación de fuentes de trabajo e integración humana.

Nuestra fortaleza será forjar liderazgos locales que promuevan el debate y acciones directas de contención juntos a otros estamentos estaduales, organizaciones sociales intermedias, para la implementación de leyes, programas y acciones humanitarias que erradiquen la trata de personas y todas las formas modernas de esclavitud.

Asuntos relacionados

Esclavitud moderna y cambio climático: el compromiso de las ciudades

Casina Pio IV Coloquio 21 de julio de 2015 - Hoy día afrontamos dos urgencias dramáticas que, en... Leer más